Historia de la vía ferroviaria y la estación2018-08-22T10:10:28+00:00

HISTORIA DE LA LÍNEA FERROVIARIA
Y DE LA ESTACIÓN

1853 – 2018

En la segunda mitad del siglo XVIII se inició un proceso de determinantes transformaciones sociales, económicas y tecnológicas, que conocemos como Revolución Industrial, y que alumbraron, entre otras muchas novedades, la “máquina de vapor” y, con ella, las locomotoras de vapor. En 1830 se inauguró la que se considera primera línea ferroviaria para transporte colectivo de pasajeros (Manchester-Liverpool), que abrió la carrera para la implantación, en todo el mundo, de líneas ferroviarias y, consecuentemente, estaciones de ferrocarril. Y en la década de 1840 España se incorpora a este nuevo modo de transporte con el diseño de su red radial nacional, con centro en Madrid. Aragón tarda un poco más.

La historia del Canfranc, de la línea y estación de Canfranc, puede considerarse iniciada en diferentes momentos del siglo XIX, sirve, entre otras fechas, la del 19 de Noviembre de 1853 en la que la sociedad aragonesa formula “las ventajas del ferro carril del Norte por Zaragoza y Canfranc”, aunque no fue hasta febrero de 1885, casi treinta y dos años después, cuando se firmó el Convenio entre Francia y España mediante el que se comprometía la construcción de un transpirenaico a través del Somport, del Summus Portus.

1853

Manifiesto de “Los aragoneses a la nación española”

En noviembre de 1853 representantes de la sociedad aragonesa (civil, administrativa, política, económica) suscribieron el manifiesto de “Los aragoneses a la nación española”, documento en el que se expusieron las sólidas razones que justificaban las ventajas del trazado de la conexión ferroviaria con Francia, a través de Zaragoza, Jaca y Canfranc, frente a las dos alternativas hasta entonces consideradas por la administración del Estado que contemplaban solo los pasos por los extremos del Pirineo (Irún y Port Bou).

En este manifiesto se recoge la importancia para Aragón de contar con una conexión a través de Canfranc y fue el principio de un sueño colectivo que ya situaba a Aragón como nodo logístico.

1908

Comienzan las obras de construcción del túnel ferroviario del Somport

En 1885 España y Francia suscribieron un Convenio para impulsar diversas conexiones a través de los Pirineos, una de ellas pasando por Canfranc. Se cumplía la reivindicaciones que la sociedad civil aragonesa había expresado en 1853.

En 1904, se ratificó el convenio en el que se contemplaba que la estación internacional estaría en Forges dÄbel. Una nueva modificación del Convenio, en 1907, fue la que garantizó la ubicación de la estación en Canfranc.

Las obras del túnel, de 7.875 metros de longitud se iniciaron el 10 de octubre de 1908 por la boca francesa, y el día 23 de octubre de 1908 por la boca española.

Ambos trabajos se juntarían en octubre de 1912, quedando definitivamente concluida la obra a finales de 1915.

1921

Comienzan las obras de construcción de la estación internacional de Canfranc

En 1915 dieron comienzo los trabajos de relleno de la explanada de los Arañones, casi 200.000 m2 de superficie, equivalente a veinte campos de fútbol. Como curiosidad, la explanada en la que se ubica el complejo ferroviario no existía como tal. Para llevarlo a cabo se realizó un relleno del terreno dejando el cauce del río en un lado. El material que se extraía al escavar el túnel es el que se usó para rellenar la explanada. En la ladera de la montaña se realizó un gran trabajo de reforestación.

Las obras de construcción se iniciaron en 1922 siguiendo el proyecto del ingeniero Fernando Ramírez de Dampierre. Las obras concluyeron en mayo de 1928. Además del edificio principal de la Estación Internacional, el conjunto del espacio ferroviario estaba integrado por: el cocherón de carruajes, el pabellón postal, el almacén curvo, las cocheras, los dormitorios de maquinistas franceses y españoles, los hangares de aduana, los muelles, el depósito de locomotoras…

1928

Inauguración de la línea y estación

El 18 de julio de 1928, setenta y cinco años después de que Aragón reclamará su ejecución, entró en servicio oficial la estación internacional de Canfranc, el túnel ferroviario del Somport y la línea transfronteriza.

Presidieron los actos el rey de España, Alfonso XIII, y el presidente de la República francesa, Gaston Dumergue. Ambos jefes de Estado llegaron a la estación en tren, hacia el mediodía.

Con desfiles militares, demostraciones tecnológicas como el automatismo para los cambios de anchos de vía, un “lunch” internacional y los sones de la Marsellesa y la Marcha Real, quedó inaugurado el imponente complejo ferroviario de Canfranc.

1936

Interrupción de la comunicación con Francia

El inicio de la Guerra Civil española, el18 de julio de 1936 supuso que en agosto de ese año las nuevas autoridades militares decidieran interrumpir el tráfico con Francia. No se reabriría hasta 1940, con la segunda guerra mundial en plena efervescencia y los nazis como nueva autoridad francesa. Hasta 1944 fueron años de tráfico de wolframio hacia Alemania, y de oro requisado (en pago) hacia España. Años en que Canfranc fue un importante centro de trabajo para espías de uno y otro bando. La recuperación de Francia por las fuerzas aliadas, en 1944, dio lugar a una nueva interrupción del tránsito internacional, que no se reanudaría hasta 1948.

1970

Hundimiento del puente de L´Estanguet

Tras las interrupciones de la circulación internacional del Canfranc, entre 1936 y 1948, por causa de la guerra civil española, primero y de la mundial después, la comunicación ferroviaria con Francia se mantuvo activa hasta el 27 de marzo de 1970.

Aquel día el tren circulaba, en el lado francés, sin pasajeros ni personal “de tripulación”. Nadie iba montado, tampoco el maquinista.

Esta circunstancia posibilitó que la crónica del descarrilamiento del tren y hundimiento del puente de L´Estanguet, celebrase que había sido sin víctimas, y también las dudas respecto de que se tratase de un accidente.

El caso es que desde aquella fatídica fecha, hace casi medio siglo, no ha habido comunicación ferroviaria con Francia por la línea del Canfranc.

1994

Convenios entre administraciones

El Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Canfranc y RENFE suscribieron en abril de 1994 un Convenio de Colaboración cuyo objeto era el de impulsar las actuaciones necesarias para reservar para el uso ferroviario la superficie de la explanada que tal función requiera, destinar la superficie restante a usos urbanos, y rehabilitar todo el conjunto, en pésimas condiciones de conservación.

Tras cuatro intentos fallidos de ordenación urbanística (en 1995, 1998, 2001 y 2008), no sería hasta 2016 cuando se impulsase el proyecto que finalmente ha alcanzado todas las aprobaciones necesarias.

2013

Compra de la estación Internacional

En marzo de 2013, el Gobierno de Aragón, a través de su Sociedad Suelo y Vivienda de Aragón, adquirió por compra a ADIF el edificio principal de la explanada ferroviaria, siendo el precio 310.602 €.

La Estación Internacional de Canfranc es un edificio de 240 metros de longitud y 12,50 metros de anchura. Cuenta con una planta baja más una primera y segunda planta. La superficie total construida es de poco más de 9.000 m2.

Una de las características más llamativas de este edificio es la cantidad de ventas y puertas que posee. En la planta baja hay 156 puertas – ventana, y entre las dos plantas superiores suman otras 414 ventanas, 570 en total.

2016

Inicio de los trabajos de ordenación urbanística

Transcurridos 22 años desde que en 1994 las administraciones se comprometieran en los trabajos de rehabilitación de la explanada ferroviaria de Canfranc, en enero de 2016 se impulsa una ordenación urbanística que garantiza la función ferroviaria (67.000 m2) y la recuperación para uso ciudadano de la parte no necesaria para ella.

El criterio de la ordenación ha sido el de rehabilitar todos los edificios existentes, impedir la construcción de ninguno nuevo, recuperar cuantos elementos móviles ferroviarios están dispersos y facilitar grandes superficies de suelo para usos públicos: zonas verdes (51.000 m2) y equipamientos (17.000 m2).

2018

Inicio de las obras

En junio de 2017 quedaron aprobados los instrumentos urbanísticos que permiten iniciar las obras de rehabilitación. Redactados los proyectos oportunos, en enero de 2018 se adjudicó la ejecución de construcción de una nueva playa de vías, construcción de una nueva estación, ejecución de la obra urbanizadora (redes de agua, saneamiento, electricidad, parques, calles, etc.) y la rehabilitación integral del histórico edificio Estación Internacional.

El presupuesto total es de 27 millones de euros que se irán amortizando gracias a los ingresos por la explotación de los espacios para uso lucrativo y de ocio y la venta de viviendas.

El 27 de junio de 2018 se puso la primera piedra. Comienzan las obras de recuperación de la Estación Internacional de Canfranc y de los edificios complementarios. Un momento histórico para Aragón.